Farandula

Tras polémica por vacuna, Ricky Muñoz, de Intocable, da su versión: ‘No fueron por palancas’

Luego de que a finales de diciembre, Ricky Muñoz , líder de Intocable, diera a conocer que se había vacunado contra el Covid-19,

Las reacciones no se hicieron esperar en redes sociales por el fácil acceso que tuvo el músico al antídoto. Sin embargo, la nota volvió a tomar relevancia por lo que el cantante salió a dar su versión tras la polémica de sus comentarios en Twitter en los que aseguró tener palancas.

«No fueron por palancas, yo creo que ahí sí me equivoqué, en decir cosas, pensando en que porque es Twitter no es un periódico o un periodista serio, respondí cosas como lo haría con un amigo o como de broma», dijo Muñoz en un video publicado en sus redes sociales. El músico aseguró que no le quitó el lugar a nadie que estuviera esperando la vacuna y que la inyección que recibió fue de los sobrantes que fueron publicados en redes sociales.

«Una, fue en Estados Unidos y no en México; la segunda, yo no le quite el lugar a nadie, haz de cuenta que llegó el cargamento para los doctores, enfermeras, como debe ser, no sé cómo se manejó al principio eso porque se supone que todos los doctores, los de primera línea, dijeron ‘esto es lo que ocupo’ y sobró, eso fue lo que pasó señores, fue más bien suerte que sobró y lo postean en Facebook que ‘vamos a estar poniendo la vacuna contra el Covid en tal dirección’, entonces, era llegar, te parabas en fila, había una fila larguísima, no nada más yo me la puse, se la pusieron muchos ciudadanos y nunca le quitamos la inyección a nadie» «Yo fui uno de los afortunados que me paré en fila y me la pusieron, no pagué, eso son mentiras».

Sobre las críticas recibidas, Ricardo Muñoz alegó que más que presumir su vacunación, dio a conocer que lo había hecho para crear conciencia. «El fin de lo que conté no era para presumir que me la puse antes de tiempo, más que nada era para crear conciencia de que si yo me la puse, la idea es que todos se la pongan (…) No era para crear una nota amarilla, presumir de que ‘ya me la puse, jajaja, ustedes no se la han puesto’, para nada, esa nunca fue la intención».